Saltar al contenido
Generador de Ozono Online

El Ozono. Beneficios y propiedades

propiedades-del-ozono

¿Qué es el ozono?

El ozono es la molécula triatómica de oxígeno (O3). Esta molécula es un vector inestable del oxígeno (O2) producido por la acción de los rayos ultravioletas o por una descarga eléctrica.
El vapor de ozono atmosférico puede encontrarse de forma natural. Éste se forma como resultado de la acción de la radiación ultravioleta del sol sobre el oxígeno del átomo.

Beneficios y características del ozono

Las propiedades del ozono se han estudiado desde finales del siglo XIX, demostrando en todo momento que el ozono es un potente desinfectante y un antiséptico muy eficaz.
Cuando se investigaron las propiedades del ozono, la aplicación de éste se generalizó en varias condiciones y se utilizó con gran éxito en todos los lugares en los que se empleó.

Acción de los microbicidas del ozono

Es la propiedad más importante del ozono y el ozono que se utiliza más comúnmente.
Aunque la definición de microbiano es muy amplia, abarcando esencialmente cualquier tipo de vida que no sea visible a simple vista y que implique el uso de un microscopio para ser examinada, englobamos dentro de ella a todas las bacterias, virus, hongos o esporas.
Estos seres vivos residen sobre todo tipo de superficies, o flotan en el aire conectados con partículas de polvo o minúsculas gotas de agua en suspensión, convirtiéndose en la fuente de una amplia gama de enfermedades infecciosas, especialmente cuando se encuentran en zonas cerradas.
Estos microorganismos, que llamamos patógenos.

Junto con todas las sustancias químicas y métodos utilizados, el ozono puede considerarse el agente microbicida más rápido y eficaz identificado y su actividad antiséptica tiene una amplia gama que abarca la mayoría de los microbios mencionados anteriormente: bacterias (efecto bacteriano), virus (efecto viricida), hongos (efecto fungicida), esporas (efecto esporicida). A continuación describimos en profundidad cada una de las propiedades antisépticas que hemos descrito y cómo se comporta el ozono en cada caso:

Desde principios del siglo XX, se comenzó a utilizar el tratamiento del agua. Más tarde para purificar el medio ambiente y también directamente sobre el cuerpo humano con fines medicinales (Ozonoterapia).
Uno de los beneficios más importantes del ozono en relación con otras bacterias es que este efecto se expone a bajas concentraciones (0,01 p.p.m. o menos) y en tiempos de exposición muy breves ya es completamente detectable un efecto bacteriostático.
La distinción entre un efecto bactericida y un efecto bacteriostático es simple: un agente bactericida es capaz de destruir las bacterias; un agente bacteriostático no las destruye, ni impide que se reproduzcan. Si bien las consecuencias son potencialmente muy diferentes, en realidad una población de bacterias sin capacidad de reproducción es una población condenada a su extinción. En particular, agentes antimicrobianos tan importantes como ciertos antibióticos basan su fuerza en la acción bacteriostática.

Uso como virucida del ozono

Los virus, llamados hoy en día la frontera entre los organismos vivos y la materia inerte, no son capaces de sobrevivir o replicarse si no están parasitando las células que causan su muerte.
A diferencia de las bacterias, los virus suelen ser peligrosos y causan enfermedades tan extendidas como la gripe, el catarro, el sarampión, la viruela, la rubéola, la poliomelitis, el SIDA (VIH), la hepatitis, covid-19, etc.

El ozono actúa sobre ellos oxidando sus proteínas de envoltura y alterando su estructura tridimensional.Cuando esto ocurre, el virus no puede entrar en ninguna célula anfitriona porque no conoce su punto de anclaje, y cuando se descubre que está desprotegido, no puede volver a aparecer y está muerto.

El efecto del fungicida del ozono

Hay algunas variedades de hongos que tienen el potencial de causar enfermedades. Muchos otros son capaces de inducir alteraciones en nuestra carne, haciéndolas indeseables para su ingestión, como en el caso del moho.
Con la ozonización, eliminaremos estas formas patógenas, cuyas esporas se encuentran en todo tipo de condiciones, evitando también posibles daños celulares.

Efecto esporicida

Hay ciertos hongos y bacterias que cuando las condiciones son desfavorables para su crecimiento o replicación, hacen una gruesa envoltura alrededor de ellos y paralizan su actividad metabólica, quedando en un estado latente. Cuando las condiciones de supervivencia vuelven a ser favorables, su metabolismo recupera la función.
Estos tipos de resistencia se conocen como esporas y son característicos de bacterias tan patógenas como el tétanos, la gangrena, el botulismo o el ántrax.

Este tipo de sistema de resistencia hace que sea muy difícil combatirlas, y otros remedios beneficiosos, como las temperaturas elevadas y una multitud de antimicrobianos, se vuelven inútiles. A través de la ozonización del medio en el que sobreviven, son eliminados drásticamente.

Eliminación de ácaros

Los ácaros son un microorganismo de la familia de los arácnidos que habitan en nuestras casas por miles, particularmente en los colchones y almohadas, porque se alimentan literalmente de los restos de piel y escamas humanas. Los ácaros muertos y sus excrementos suelen producir alergias y otros trastornos como el asma o la rinitis.

Además de una buena ventilación, los tratamientos de choque a base de ozono que se añaden a los colchones, almohadas y otras zonas donde los ácaros pueden proliferar ayudan a combatirlos y a evitar los efectos irritantes de las alergias y otras afecciones que causan los ácaros.

Son varias las precauciones que podemos tomar para evitar que estos microorganismos perjudiquen a las personas:

  • Poner los colchones, almohadas y ropa de cama al sol.
  • Lavar la ropa de cama a más de 60º.
  • Si se utilizan aspiradoras, éstas deben de disponer de filtro HEPA o sistemas hidráulicos.
  • Lavar con frecuencia los peluches.
  • Mantener una atmósfera con una humedad relativa entre el 50 y el 60% y una temperatura entre los 18 y los 20º.
  • Evitar humedades.
  • Evitar la presencia de animales.

Sin embargo, la solución más eficaz para la eliminación de los ácaros es la instalación de un generador de ozono ambiental, ya que este garantiza la eliminación radical de ácaros y, en consecuencia, los perjuicios que estos producen.

Uso como desodorante del ozono

Es una de las propiedades que puede ser rápidamente probada con una considerable utilidad en la eliminación de olores no deseados.
El ozono tiene la propiedad de matar los olores atacando directamente a la fuente que los crea, sin añadir ningún componente químico.

¿Cuál es la fuente de un mal olor? En lugares cerrados, la causa suele ser la materia orgánica en suspensión y la acción de los diferentes microorganismos formados por el sudor, la humedad, el tabaco, la fruta, etc.

La capacidad oxidativa del ozono: el secreto de su poder desinfectante y desodorante.

El ozono es un potente oxidante, tanto en estado gaseoso como en soluciones acuosas. Esta gran fuerza oxidante se debe a su volatilidad a temperatura ambiente, en estos ambientes el ozono continúa descomponiéndose produciendo oxígeno molecular y atómico, lo que explica sus propiedades oxidantes aún mayores que las del oxígeno.

Esta fuerza oxidativa, combinada con su baja toxicidad, permite que el ozono sea un producto increíblemente útil como desinfectante y desodorante con múltiples aplicaciones. Los materiales tratados con ozono no desarrollan nuevas propiedades organolépticas (color, sabor, olor) después de la exposición, porque el potencial ozono residual desaparece después de un breve período de tiempo.

Hay tres tipos de acción del ozono:

  1. Oxidación rápida e instantánea. Un átomo de oxígeno está activo.
  2. Reacción del ozono y formación de ozono. Esta reacción tiene lugar entre los alquenos y el ozono con gran facilidad a bajas temperaturas, lo que da lugar a una ruptura de doble enlace y a un ozonido natural, que raramente se aísla. Los ozónidos pueden descomponerse (tratamiento reductor) para crear aldehídos y/o cetonas que se separan y clasifican fácilmente. En la mayoría de los casos, el ozonido se descompone mediante un tratamiento oxidante, de manera que todo aldehído potencial se oxida al ácido asociado, que puede ser eventualmente aislado. Este tipo de emociones.
  3. Ayuda a la oxidación. Apoyar el papel oxidante del oxígeno que no se ha utilizado en el tratamiento del ozono.

Características del tratamiento desinfectante con ozono

  1. Mejora las características organolépticas del agua.
  2. Color, olor y sabor no deseables, atenuados o eliminados.
  3. Destrucción total y rápida (3.000 veces más rápido que el cloro) de bacterias, virus y esporas, con cortos tiempos de contacto.
  4. Destrucción de las sales de hierro y magnesio en forma de hidratos, resultando productos fácilmente eliminables por decantación o filtración.
  5. Clarifica el agua, dejándola particularmente limpia.
  6. Su acción desinfectante cubre una amplia gama tanto de temperaturas como de pHs
  7. No crea ningún tipo de enlace químico ni compuestos halogenados.
  8. Totalmente insípido.
  9. Es innecesaria la utilización de productos químicos como hipoclorito (estable) o clorito (tóxico), que sólo personal cualificado y con habilitación, puede manejar.
  10. Acción oxidante inmediata frente a las impurezas orgánicas, por tanto reduce la DBO y la DQO.
  11. Elimina los trihalometanos y sus precursores.
  12. Mejora la coagulación-floculación del agua.
  13. Destruye los sulfatos.
  14. Oxida fenoles, pesticidas, etc
  15. Destrucción de Pseudomonas aeruginosa ambientales.

Como se puede ver, el ozono tiene grandes beneficios. Cuando se trata con oxígeno activo, no deja ningún rastro ni añade compuestos extraños a los elementos que han sido tratados. El uso del ozono como desinfectante o desodorante se amplía cada día más gracias a la comodidad de su uso, sus impresionantes resultados, el hecho de que su exceso se descompone y la facilidad del proceso de procesamiento del ozono, ya que requiere poco más que energía eléctrica.

Como consecuencia de todo lo anterior, el tratamiento del agua y el aire con ozono tiene los siguientes efectos:

  • esterilización: el ozono, al ser un potente microbicida, actúa sobre las bacterias, los mohos y los virus, matándolos.
  • Desodorización: Actúa sobre los hidrocarburos del humo y materiales contaminantes en general.
  • Oxidación de la materia orgánica en solución acuosa.